Hipertensión Arterial




La hipertensión arterial, de manera silente, produce cambios en el flujo sanguíneo, a nivel macro y microvascular, causados a su vez por disfunción de la capa interna de los vasos sanguíneos y el remodelado de la pared de las arteriolas de resistencia, que son las responsables de mantener el tono vascular periférico. Muchos de estos cambios anteceden en el tiempo a la elevación de la presión arterial y producen lesiones orgánicas específicas.

TIPOS DE HIPERTENSION ARTERIAL

-Hipertensión arterial de origen renal

  • Pielonefritis crónica.
  • Múltiples quistes en el riñón.
  • Neuropatía diabética.
  • Patología renal unilateral.
-Hipertensión arterial de origen endocrino
  • Hipotiroidismo.
  • Hipertiroidismo.
  • Hiperparotiroidismo.
  • Acromegalia.
  • Síndrome de Cushing.
  • Hipercalcemia.
-Hipertensión arterial de origen psicógeno
  • Estrés
  • Traumatismo severo de cráneo.
  • Cirugía.
  • Factores emocionales.
-Hipertensión de origen neurológico
  • Síndrome diencefalico.
  • Poliomielitis.
  • Polineuritis.
  • Disfunción en el sistema nervioso autónomo.
-Hipertensión por alteraciones vasculares
  • Insuficiencia aórtica.
  • Ateroesclerosis.
  • Fístula arteriovenosa
-Hipertensión por gestación
  • Surge durante el embarazo, se denomina preclampsia, generalmente desaparece después del nacimiento.
-Hipertensión por problemas metabólicos
  • Obesidad
  • Diabetes


Conocer los diferentes tipos de hipertensión es de utilidad, ya que si se padece de algunas de estas enfermedades o situaciones, se podrá prevenir la aparición de presión arterial alta y evitar así, complicaciones que pongan en riesgo no sólo la salud, sino incluso la vida.
ETIOLOGIA DE LA HIPERTENSION ARTERIAL

Algunos de los factores ambientales que contribuyen al desarrollo de la hipertensión arterial incluyen la obesidad el consumo de alcohol, el tamaño de la familia, circunstancias de nacimiento y las profesiones estresantes. Se ha notado que en sociedades económicamente prósperas, estos factores aumentan la incidencia de hipertensión con la edad. Principales características etiológicas:

Sodio

Aproximadamente un tercio de la población hipertensa se debe al consumo de sal, porque al aumentar la ingesta de sal se aumenta la presión osmótica sanguínea al retenerse agua, aumentando la presión sanguínea. Los efectos del exceso de sal dietética dependen en la ingesta de sodio y a la función renal.
Renina
Se ha observado que la renina, secretada por el riñón y asociada a la aldosterona, tiende a tener un rango de actividades más amplio en pacientes hipertensos. Sin embargo, la hipertensión arterial asociada a un bajo nivel de renina es frecuente en personas con descendencia negras, lo cual probablemente explique la razón por la que los medicamentos que inhiben el sistema renina-angiotensina son menos eficaces en ese grupo de población.

Resistencia a la insulina
En individuos normotensos, la insulina estimula la actividad del sistema nervioso simpático sin elevar la presión arterial Sin embargo, en pacientes con condiciones patológicas de base, como el síndrome metabólico la aumentada actividad simpática puede sobreponerse a los efectos vasodilatadores de la insulina. Esta resistencia a la insulina ha sido propuesta como uno de los causantes del aumento en la presión arterial en ciertos pacientes con enfermedades metabólicas.

Apnea durante el sueño
La apnea del sueño es un trastorno común y una posible causa de hipertensión arterial. El tratamiento de este trastorno por medio de presión aérea positiva continua u otros manejos, mejora la hipertensión esencial.

Genética
La Hipertensión arterial es uno de los trastornos más complejos con un componente genético asociado a la aparición de la enfermedad. Se han estudiado a más de 50 genes que podrían estar involucrados con la hipertensión.

Edad
Al transcurrir los años y según los aspectos de la enfermedad, el número de fibras de colágeno en las paredes arteriales aumenta, haciendo que los vasos sanguíneos se vuelvan más rígidas. Al reducirse así la elasticidad, el área seccional del vaso se reduce, creando resistencia al flujo sanguíneo y como consecuencia compensadora, se aumenta la presión arterial.

PATOGENIA DE LA HIPERTENSION ARTERIAL EN LA DIABETES

La Diabetes Mellitus es un trastorno crónico, de base genética con marcada de influencias de factores ambientales caracterizados por tres tipos de manifestaciones:
1) Un síndrome metabólico consistente en hiperglucemia, glucosuria, polifagia, polidipsia, poliuria, y alteraciones en el metabolismo de los lípidos y de la proteínas como consecuencia de un déficit absoluto o relativo en la acción de la insulina y/o resistencia a la acción periférica de la misma-2) Un síndrome vascular con un componente macroangiopático, que afecta a todos los órganos, pero especialmente el corazón, la circulación cerebral y periférica, los riñones, la retina y un componente macroangiopático que involucra la micro circulación y, fundamentalmente, las alteraciones funcionales en el endotelio vascular; 3) un síndrome neuropático que puede ser a su vez autónomo o periférico con complicaciones sobre el funcionamiento vascular.
Se sabe que las personas con diabetes mellitus tipo 2 constituyen la mayor proporción de la diabetes con hipertensión arterial, estando comúnmente sin nefropatía en la diabetes mellitus tipo 1 la presión arterial no esta alterada en las primeras fases de la enfermedad, de manera que la aparición de la hipertensión arterial en la diabetes mellitus tipo 1 se relaciona con la afectación renal. Aunque en los 2 tipos de diabetes, la hiperinsulinemia esta presente, se acepta la posibilidad de que existen diferentes mecanismos que contribuyen a la aparición de la hipertensión en los dos tipos de diabetes.

INTERACCIÓN ENTRE EL SISTEMA RENINA ANGIOTENSINA Y EL SISTEMA NERVIOSO SIMPÁTICO

El sistemas de angiotensina se considera como un sistema endocrino que actúa en forma independiente, regulando la presión arterial sin embargo, hoy se acepta que existe una amplia interacción entre el sistema renina-angiotensina y otros sistemas que regulan la presión arterial. En particular, el sistema renina-angiotensina interacciona con el sistema simpático.
Varias clases de experimentos han indicados la estrecha interrelación entre el sistema renina-angiotensina y el sistema nervioso simpático a diferente sistemas del organismo así la inervacion del aparato yuxtaglomerular junto con un efecto directo de las catecolamina sobre la liberación renal de renina la cual puede ser bloqueada por agentes adrenergicos específicos. La angiotensina II formada localmente, potencia la acción de los nervios simpáticos y viceversa; el sistema nervioso simpático es un importante regulador de la liberación renal de la renina.

DIABETES MELLITUS E HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Estas patologías son un factor de riesgo independiente de enfermedad cardiovascular que, al coexistir, aumenta el peligro de 2 a 8 veces de morbilidad por enfermedad cardiovascular y más del doble de mortalidad por este mismo problema. Los factores involucrados en esta asociación incluyen:
1) las dos entidades aumentan las frecuencias con la edad, 2) tienen factores predisponentes comunes, 3) la Hipertensión es secundaria a las complicaciones de la diabetes, generalmente a la nefropatía de la diabetes tipo 1, y 4, la hipertensión en los diabéticos tipo 2 puede aparecer antes o estar relacionada con la nefropatía diabética. La hipertensión arterial en la diabetes tipo 2 ejerce un efecto nocivo sobre la velocidad de aparición y la progresión de las complicaciones propias de la enfermedad de base como a saber: la nefropatía y la retinopatía. El riesgo de eventos cardiovasculares fatales y no fatales en sujetos con diabetes mellitus tipo 2 es de 2 a 4 veces mayor a un sujeto no diabético. Si se incluyen otros factores de riesgos como hipertensión arterial, dislipidemias, obesidad, etc. Observamos que la coexistencia de estos con la diabetes inducen a un efecto multiplicador en el incremento del riesgos para eventos cardiovasculares.
¿AL SR. A’PETITUS SE LE INDICA UNA DIETA Y EJERCICIOS FÍSICOS?
El Sr. A’Petitus padece de hipertensión arterial, tienen que llevar una dieta muy reducida en sodio para poder remontar dicho problema. Dentro de los más comunes planes alimenticios para detener la presión alta se encuentra la dieta contra la presión arterial alta para hipertensos.

Alimentación
- Disminuir el consumo de sal total (incluida en el pan, los caldos concentrados, los alimentos preparados y en conserva) hasta una cantidad menor de una cucharadita al día.

- Sustituir el sabor de la sal con hierbas vegetales, éstas realzan el sabor de todo tipo de preparaciones culinarias. Algunas son: pimienta, pimentón, nuez moscada, romero, orégano, laurel, tomillo, estragón, perejil, canela, vainilla, ajo, cebolla, etc.

- Es muy importante también consumir más legumbres, frutas y verduras que contengan potasio, eso ayudará a reducir su presión.

- Se debe seguir una dieta rica en ácidos grasos polisaturados y poco en grasas saturadas.

- Reducir el consumo de café. No más de 2-3 tazas al día.

- Se recomienda disminuir el uso de tabaco, ya que este puede acelerar el proceso de arteriosclerosis.

- Así también entre menos alcohol mejor, ya que su abuso habitual puede contribuir al desarrollo y mantenimiento de hipertensión arterial.

Por otro lado hay algunos medicamentos que alteran la presión como antiinflamatorios no esteroides, los anticonceptivos, y los esteroides.

Dicho anteriormente en el vídeo de la explicación de la Dislipidemia. El Sr. Armando A’Petitus se le indica ejercicios físicos porque presenta una tensión arterial elevada de TA 155/95 mm/Hg. y un sobre peso de Peso: 123 Kg.


Se le indica el siguiente ejercicio físico:

Para el Sr. Armando A’Petitus es indispensable el ejercicio aeróbico para la presión alta, éste le ayudara a fortalecer el corazón, a bajar de peso y a controlar la presión arterial.
El deberá realizar un ejercicio adecuado, por ello la realización de media hora de carrera suave 2 ó 3 días por semana es suficiente para un mejor control de calidad de vida.














Referencias


(1)Manuel Velasco; Rafael Hernández H.; Freddy Contreras; (2008). Manual de HIPERTENSION ARTERIAL al día.

McGRAW-HILL INTERAMERICANA DE VENEZUELA, S.A.

(2) Harrison Principios de Medicina Interna 16a edición (2006). «Capítulo 230. Vasculopatía hipertensiva» (en español). Harrison online en español. McGraw-Hill. [Publicación en línea]. Consultado el 01de Junio de 2011.

(3)Raúl Cardona; Maritza Orozco; Francisco Frangachán; (1989). NUEVAS FRONTERAS EN HIPERTENSION ARTERIAL mecanismos, evolución, tratamiento y pronostico.

Copyright Ediciones Galénicas, C.A. Elaborado por TRIBUNA MEDICA VENEZOLANA, C.A.

(4) Hipertensión Arterial (2010). [Página Web en línea].

Disponible en http://www.youtube.com/watch?v=NvDdgYPITNU&feature=player_embedded




Elaborado por Br. Wilcelys Torres

external image Imagen3_9.pngexternal image Imagen1_10.pngexternal image Imagen2_9.png